Feed de
Artículos
Comentarios

Suelo leer el blog The Art of Nonconformity, sobre emprendizaje, viajes y cosas casi tan diversas como las que hay en el mío. Pero realmente no esperaba encontrar un post sobre la recesión económica, que lo he leído con gran curiosidad. En realidad se trata de contenido surgido a partir de las aportaciones de varias personas que han colaborado via Twitter. Lo hemos elegido para el siguiente ejercicio de sharismo sincronizado con Yoriento ¡y llevamos ya nueve! Os invitamos a reflexionar y participar en el debate.

El objetivo principal del post es encontrar vías para enfrentarnos a la recesión, como individuos, de forma positiva; un ejercicio para «pensar fuera de la caja» (think out of the box). Chris Guillebeau, el autor del blog, empieza por confirmar la realidad de la recesión con cifras como la tasa de desempleo, reducción del consumo o las tasas de interés federal de USA, pero todo ello con efectos globales. A la hora de buscar puntos positivos derivados de la recesión, Chris distingue entre efectos obvios y temas fundamentales. Finalmente, concluye con su propuesta para pasar a la acción.

La verdad es que a mí los efectos obvios no me parecen tan obvios. Creo que Chris se basa en la idea de la autoregulación de los mercados, es decir mercado liberalizado. Sin embargo, ni siquiera en USA han aplicado nunca al 100% lo que han defendido a nivel teórico, es decir nunca ha existido en la realidad, nunca se ha materializado, sólo es una teoría. Tras escuchar a Hunter Lovins (en el turno de preguntas), entiendo que esto es así en parte como consecuencia del control de la información y falta de mayor transparencia y además también por la existencia de barreras (derivadas de acciones que facilitan unas opciones en detrimento de otras) de las que no hemos sido conscientes y por lo tanto no se cuestionan, no se debaten, no se acuerdan.

En realidad todo se ve afectado por los «temas fundamentales» que comenta Chris. Nos habla de creencias profundamente arraigadas, la mayoría en torno a la seguridad. Estamos, por lo tanto, ante lo que José Miguel llama paradigmas; aunque también podríamos referirnos a los modelos mentales que maneja Juan Palacios. Este concepto  también lo incluye Julen en la lista de 27 preguntas relacionadas con las empresas y el trabajo, generando conversación en varios blogs, como el de Nacho Muñoz o el de Juan Palacios. Por mi parte quiero aportar 5 aspectos de carácter general.

En palabras de Chris, algunas de las creencias que se van a desafiar abiertamente durante estos tiempos difíciles incluyen:

1.- Podemos tener todo lo que queremos al mismo tiempo. No me malinterpretéis — creo que normalmente podemos hacerlo todo o tener todo lo que queramos… sólo que no pienso que podamos tenerlo todo al mismo tiempo. El diseño del estilo de vida consiste en elegir de forma deliberada y muchas de esas elecciones implican perder algo para recibir otra cosa a cambio.

2.- Todo lo que tenemos que hacer es ahorrar regularmente durante 40 años y luego podremos jubilarnos. Esto puede funcionar aún para algunas personas, pero para otras no. Las personas que invirtieron fuerte en la bolsa o en Bernie Madoff han visto sus ahorros aniquilados. Claro, podemos culparles por haber elegido mal, pero las opciones no es que fueran poco convencionales. El mercado bursátil funcionó por mucho tiempo. Pones dinero y más tarde sacas más dinero. Incluso las carteras que se diversificaron “adecuadamente” han visto tremendas pérdidas recientemente.

(Nota al márgen: Siempre he visto un problema en esta creencia en particular, incluso cuando parecía cierta. Mis objeción es “¿Esto es lo mejor que podemos hacer? ¿Dedicar los años más productivos de nuestras vidas trabajando duro con la esperanza de divertirnos en los últimos años?” Ahora que ya no es un plan de seguridad garantizado, aún lo creo menos.)

3.- Endeudarse es normal y saludable. Hasta hace poco, tener gran cantidad de deudas era socialmente aceptable, a veces incluso en boga. Si me daba por hablar sobre cómo la deuda es una cadena en nuestros cuellos que nos arrastra al fondo del océano, el silencio ocupaba la estancia y aprendí a guardarme mi opinión para mí mismo. Ahora no tengo que decirlo porque para la mayoría la creencia de que la deuda no es sana es ahora bastante convencional.

4.- El empleo tradicional es seguro. Trabajar por cuenta ajena puede continuar siendo convencional, pero ya no se puede decir que sea seguro. De nuevo, sé que habrá personas que se sentirán incómodas con esto, pero intento ayudar. No estoy diciendo que todo el mundo debería salir y dejar sus empleos (aunque no sea mala idea para algunos). Creo que existe al menos el mismo riesgo cuando trabajas como asalariado que cuando trabajas por cuenta propia. Tal como están las cosas ahora, no veo cómo alguien puede continuar defendiendo una correlación entre empleo y seguridad. Por esta razón es incluso más importante que nunca que nos creemos nuestra propia seguridad e independencia.

5.- Siempre habrá alguien (otro) que nos sacará de esto. Mucha población de USA, y por extensión mucha población del mundo en general, está aparentemente esperando con la esperanza de que alguien en alguna parte resolverá el problema y se ocupará de nosotros. Esto es un error. No importa quien es el culpable de esta situación, tenemos que salir de ahí nosotros mismos… lo que nos lleva a la parte más importante de la conversación de hoy.

El primer punto me ha recordado una de las metáforas de Yoriento sobre la toma de decisiones y el pago de peaje que lleva implícito. Pero cuando más he recordado a Yoriento ha sido en la parte final del post de Chris, el paso a la acción, relacionado con la paradoja de las quejas y el famoso cree lo que quieras pero haz lo que debas.

La Respuesta

Si nos encontramos ante un desafío importante de nuestra visión del mundo, ¿cómo deberíamos responder? Independientemente de nuestras situaciones individuales, existen esencialmente dos posibles respuestas. Puedes ver la primera, la respuesta más común, desplegándose por todo el mundo en este momento. La segunda, sin embargo, es la única que nos ayudará a superarlo.

Respuesta #1: Quéjate de las Demás Personas

Si quieres desquiciarte con alguien, tienes muchos objetivos a los que apuntar. Aquí hay unos pocos que han aparecido recientemente:

  • Esos malditos prestadores de subprimes
  • Esa gente que compró casas que no podían permitirse
  • Bernie Madoff
  • Alan Greenspan
  • La Administración Bush (+ Gordon Brown, Stephen Harper, etc.)
  • El rescate de los demócratas
  • CNBC, James Cramer, et al
  • Las empresas de tarjetas de crédito

Quejarse de estas personas o entidades es una opción aceptable socialmente. Podrás encontrar manifestaciones y grupos de Facebook para cada uno de ellos. Además, ninguna de las quejas está realmente injustificada. Sí, los ejecutivos de la AIG son magnates avariciosos que no se merecen bonos millonarios por aprovecharse de su empresa. Pero… ¿qué tiene eso que ver contigo y conmigo?

Mira, puedes coger un cabeza de turco, pero al final del día, el modo en que te haga sentir cualquiera de ellos no mejorará tu vida en absoluto. Quejarse no hará que vuelva el dinero en 401 mil cuentas o que se vuelvan a crear los 4.4 millones de puestos de trabajo que se han perdido por ahora en 2009.

Lo siento. Pero alégrate, porque encontrarás opciones mejores en la Respuesta #2.

Respuesta #2: Cambia y Adáptate

Dedica un día o el tiempo que sea que te lleve quejarte del cabeza de turco que hayas elegido. Después, supéralo. Déjalo y piensa en la vida que quieres para ti mism@. ¿Los cabeza de turco son parte de tu vida ideal? Supongo que lo más probable es que no, entonces ¿por qué traerlos?

En lugar de eso, reconoce que el mundo es distinto ahora. Reconoce que algunas de las cosas en las que creímos no eran verdaderas. Las reglas han cambiado. Pero puedes arreglártelas y saldrás ganando respecto a la situación anterior.

El cambio principal que tenemos que hacer muchos de nosotros durante este tiempo es cambiar la posición de nuestro enfoque. ¿Es externo o interno?

Si eliges darle un enfoque externo, piensas en todas las personas que lo embrollaron todo y nos han metido donde estamos ahora. (Mírate la lista de cabezas de turco y elige tu favorito). Pregúntate lo que ocurrirá a continuación. ¿Se recuperará el mercado? ¿Funcionará el plan de Obama?

Si eliges darle un enfoque interno, piensas en lo que puedes hacer para crear tu propia independencia y te pones manos a la obra para que se haga realidad. En lugar de preguntar, tú decides lo que ocurrirá a continuación. ¿Qué harás independientemente de las condiciones del mercado? ¿Cómo conseguirás lo que realmente quieres?

Una de las mejores cosas de la recesión es la oportunidad radical de cambio y crecimiento. Puedes usar este tiempo para empezar un negocio muy pequeño. Puedes descubrir en qué eres realmente bueno y usar esas habilidades para ayudar a los demás. Puedes ser extraordinario en un trabajo ordinario, y encontrar el motivo para levantarte cada mañana.

Puedes cambiar completamente la trayectoria de tu vida, y cuando después la gente te pregunte cuándo ocurrió, podrás decir, “Bueno, ocurrió durante la peor crisis económica de mi vida…”

El proceso de cambio suele ser doloroso. Pero nada de miedo: el mismo tipo de dolor producte crecimiento y cambio, si estamos dispuestos.

A modo de Resumen

Oye, sé que la cosa está difícil. No he abierto la botella de champán aquí en las Oficinas Centrales de la Dominación Mundial. Pero también creo profundamente que este es un momento de un impresionante crecimiento personal. Muchas personas van a quejarse y esperar a que otros les ayuden. El resto de nosotros vamos a cambiar, adaptarnos y tener éxito en la nueva tierra de la oportunidad.

Quiero que tú seas uno de los que cambian, se adaptan y tienen éxito. Quiero que lo hagas. Si estás en ello, aquí tenemos algo en lo que pensar:

¿Dentro de un año, dónde estarás?

Mi teoría sobre donde voy a estar dentro de un año no tiene nada que ver con AIG, Barack Obama, James Cramer, o el precio de cierre de las S&P 500.

TIENE QUE VER CON LAS OPCIONES QUE ELIJA ENTRE AHORA Y ENTONCES

No me entusiasma perder el 40% de mis ahorros, pero si eso es lo que se necesita para crecer y cambiar a mejor, considero que es un precio razonable con el que pagar por la libertad.

¿Qué significa la libertad para ti? ¿Dónde estarás dentro de un año?

Y si crees que te llevará más de un año, no te preocupes, pues lo normal es que lleve más tiempo. Yo creo que un año es optimista  😉

Yoriento plantea una pregunta para debate:  ¿nos está cambiando la crisis o en cuanto termine volveremos a las andadas?

Por mi parte voy a plantearlo desde otra perspectiva:  ¿Será la teconología la que nos empodere o lo haremos porque no nos quedará otro remedio?


3 Tweets 9 Other Comments

6 Respuestas a “Técnica de Judo ante la crisis”

  1. Excelente post, Carme. Me encantó. Por la parte que me toca directamente como profesional de los RRHH, la «muerte» del empleo tradicional seguro es uno de esos cambios de paradigma que creo van a generar transformaciones profundas en el mercado de trabajo tal y como lo conocemos.
    JM

  2. Yoriento dice:

    Yo estoy más cercano a la idea de que más que empoderarnos (menudo palabro) la tecnología se está apoderando de nosotros, es decir, nosotros nos adaptaremos a ella inevitablemente.

    Las personas de mentes preclaras y con metodologías vitales y profesionales asentadas son las que probablemente les saquen más partido, las que tengan más posibilidades de controlarlas. Y son también estas personas las que sacan partido a la crisis, porque lo sacan en cualquier circunstancia.

    • Carme dice:

      @Alfonso, ojalá se nos aclare la mente a muchos, pues creo que tendremos cambios para rato, aunque no afecten a todos igual, evidentemente. Lo de quién se adaptará a quién me parece muy interesante. Veremos lo que pasa. Puede haber de todo, no?

  3. Rafa dice:

    Por supuesto, agarrarse a «lo malos que son los demás» es una opción equivocada, porque lo único que consigues con ella es bloquearte más.

    Ahora bien, la otra opción es bastante complicada. y no por la situación económica actual, pues también es complicada en épocas de bonanza. Algunos habrán de quedarse en el punto intermedio, es decir, no bloquearse con la mente ocupada en terceros y seguir con su vida habitual, aunque le cueste levantarse por la mañana.

    En cualquier caso, Carme, el post es magistral. Te superas cada día.

    Un abrazo

  4. Carme dice:

    @Rafa, no se te escapa nada, siempre estás en todo, eh! 🙂
    ¿Te has fijado en el título que le he puesto? «Técnica de judo», o sea, fácil de decir, complicado de hacer. Pero lo más importante, como dices, es no bloquearse. De acuerdo.
    Muchas gracias por el comentario.
    Un beso

Deja un comentario

Additional comments powered by BackType