Feed de
Artículos
Comentarios

La personalización y adaptación cada vez que vamos a presentarnos para ofrecer nuestros servicios, parece ser la regla compartida por todos, tanto si se trata de buscar empleo por cuenta ajena como si ofreces tus servicios como freelance.

Pero a la hora de buscar empleo la opinión está dividida: ¿cuenta más el CV o la carta de presentación? Parece que cuando se trata de empresas grandes, con departamentos dedicados a la selección, gana puntos el CV. Pero cuando realiza la selección la misma persona que será tu jefe, la carta de presentación es más decisiva.

Forget the resume, kill on the cover letter - (37signals)Este último caso es el que presentamos a continuación, con una selección para un puesto en la empresa 37 signals. Se trata de un nuevo sharismo sincronizado que nos trae Alfonso (vía Microsiervos) y que también nos presenta su versión en el blog de Yoriento.

Forget the resume, kill on the cover letter

por David 01 de junio

Un CV estupendo conseguirá que no te rechacen, una carta de presentación estupenda conseguirá que te contraten. Esta es la conclusión a la que llego tras examinar todo lo recibido para nuestra oferta de ayudante junior de programación.

Hay muchas personas que saben cómo hacer para que el currículum se vea razonable, por lo que resulta un acotador pobre. No creemos en años de irrelevancia, así que no vas a abatir a otro candidato por tener cuatro en lugar de tres años de experiencia. Esto significa que todo lo que te queda son sólo casillas para marcar, tipo test: Sí, experiencia en Rails. Sssí, lo de sysadmin.

Los acotadores pobres filtran pocos candidatos. Cuando me encuentro en la mesa con 70 candidatos para un puesto, tengo que cortar por algún sitio muy rápidamente. Tengo que diezmarlo literalmente. Si el currículum sólo hace el 20% del trabajo, la clave reside en la carta de presentación.

Esto significa que un “Si te gusta mi currículum, llámame” no es el tipo de carta de presentación que pasará. Necesito algo más novelado y original para que coja el teléfono.

Consigue un tono que sintonice con el de la empresa
También significa que realmente tienes que adaptar tu tono al de la empresa. Abandonar tu voz de Negocio Serio y dirigirte con un “Querido Jefe de Contratación” te rebaja inmediatamente varios niveles. Lo mismo pasaría si te presentaras con traje cuando todos los demás visten tejanos y camisetas.

La reacción instintiva aparece inmediatamente. Si el primer párrafo da un golpe, el segundo tiene que dar más fuerte. Si no engancha en los tres primeros, es altamente improbable que lo haga más tarde.

Este consejo es probablemente todo lo contrario de lo que necesitas si lo que pretendes es entrar en unos grandes almacenes con un departamento de Recursos Humanos formal. En este escenario, todo suele reducirse a menudo al último que queda en el juego de los números y a los requerimientos de las casillas para marcar. La personalidad no importa en el momento de la primera criba.

Pero cuando lo que buscas es que te contraten los jefes que finalmente trabajarán contigo, la personalidad es casi todo lo que importa para llegar a la entrevista. Así que intensifica tu carta de presentación y deja que brille tu personalidad.

2 Tweets 11 Other Comments

5 Respuestas a “Por qué cuidar la carta de presentación”

  1. Luis dice:

    Hola Carme,

    Coincido contigo y con Yoriento sobre la gran importancia de la carta de presentación. Si no está inteligentemente personalizada, se convierte en una circular que -en mi opinión- desacredita cualquier CV. Debe llevar fecha, dirección, cargo, tratamiento adecuado (de Ud, de tú, Estimado, Querido, atentamente, un cordial saludo, etc) debe ir firmada a mano y con anexos (generalmente CV) Debe demostrar claridad de conceptos y capacidad de síntesis; en menos de 4 párrafos!

    Y en este mundo de los keywords, también recomiendo destacar los 3-4 conceptos clave que puedan llamar la atención del receptor.

    Saludos,

    Luis

  2. […] llamó la atención este artículo, que también publica Carme en su blog, porque recomienda que intensifiquemos nuestra carta de presentación para que brille nuestra […]

  3. Yoriento dice:

    Me ha gustado ese resumen que haces: «cuando realiza la selección la misma persona que será tu jefe, la carta de presentación es más decisiva.» 😉

    Qué bonito es compartir 🙂

  4. Los que llevamos un tiempo en esto de Recursos Humanos hemos tenido oportunidad de ver muchas tendencias en los criterios de admisión de cv.’s (largos o cortos, detallados o sintéticos, etc.) Respecto a la carta de presentación sucede lo mismo. Ha habido momentos en que a esto se le daba importancia, luego ninguna, y además estamos pidiendo un esfuerzo al candidato que seguramente no sabe tanto como nosotros de nuestra empresa y nada sobre nuestros gustos al respecto. Para colmo, muchas veces los mismos candidatos no tienen suficiente experiencia en esto de presentarse y solicitan ayuda a alguien que puede estar orientándoles mal. En fin, a veces acabamos convirtiendo al candidato en un reo que se presenta a juicio sin conocer el código penal particular de cada juzgado, no sé si me explico.
    Personalmente, soy partidario de que sea el CV el que me hable del candidato. Si hace una introducción en el mismo como presentacíón lo agradeceré mucho pero en la misma medida en que sea capaz de poner en valor su candidatura con el resto de las cosas que exponga en él. De lo que se trata en definitiva es de que, tenga muchos o pocos candidatos a valorar, sepa ver cuáles de ellos tienen «algo que contarme» o que me tome la molestia de publicar cómo me gusta a mí recibir las candidaturas pero claro, eso ya es mucha molestia.
    Un saludo.

Deja un comentario

Additional comments powered by BackType