Feed de
Artículos
Comentarios

Desde hace poco estamos viendo que en Twitter va apareciendo algo nuevo: un botón con la palabra «Retweet»

Twitter _ Home

En la página de Twitter están incorporando, por fin, una función que tienen casi todos los clientes Twitter como Tweetdeck, Mixero, Seesmic, etc. Se trata del Retuit. Sin embargo, no funciona del mismo modo en la web.

Tras ver como funciona la aplicación nativa del retuit en Twitter, sólo espero que los desarrolladores de clientes de Twitter lo incorporen únicamente de forma opcional, pero que si queremos podamos continuar con la forma actual de retuitear.

¿Qué cambios han introducido y por qué?

La semana pasada me pasó Alfonso un artículo (¡gracias por el cable!) de Evan Williams, uno de los fundadores de Twitter, explicando Por qué el retuit funciona del modo que lo hace. Vamos a compartir aquí algunos fragmentos de su explicación junto con nuestra opinión, en forma de un nuevo sharismo sincronizado con Yoriento, cuya versión presenta el título: Twitter nos toca los retweets.

rt2

Evan introduce su explicación diciendo que Twitter ha tardado mucho tiempo en aplicar la funcionalidad del Retuit, que lleva ya bastante incorporada en los demás clientes de desarrolladores, porque querían hacer algo con más valor añadido.

Para ello, empezaron por analizar los problemas o inconvenientes que tiene el retuit tal como lo hemos conocido hasta ahora.

Estos son los problemas que comenta Evan:

1.- Confusión en la atribución. Con los tuits normales, tienes la foto del usuario, un nombre de usuario y el texto del tuit. Todos tienen una relación concreta entre ellos. Es lo que llamamos la «anatomía de un tuit».

Con lo que yo llamo RTs orgánicos, tenemos los mismos elementos, pero tienen una relación distinta entre ellos. En particular, el texto del tuit no está escrito por la persona cuya foto estás viendo, ni el nombre de usuario que hay al principio—excepto cuando quien retuitea añade una nota, o sea escribe una parte (y a veces lo hace al principio y otras al final). Incluso cuando ya te has acostumbrado a la sintaxis común (y no hay una única), hay que hacer un análisis mental extra para asociar el texto con el nombre de usuario correcto y no la foto.

Creo que este es un gran problema para la legibilidad de los tuits que es obvio. También recibo a menudo @respuestas de personas que piensan que dije lo que simplemente retuiteé.

Lo cierto es que yo estoy acostumbrada a una sintaxis específica (comentario al principio y texto retuiteado después), así que si recibo un retuit que esté construido al revés es posible que pueda confundirme si lo leo rápidamente.

2.- Recortado y liado. En el mejor de los casos la atribución es confusa. Pero es peor porque distintos clientes Twitter tratan los RTs de forma distinta, y si alguien retuitea un retuit se lía fácilmente. Porque los retuits retuiteados orgánicamente se pueden editar, incluso si el autor original se haya entendido correctamente como autor, puede que no necesariamente por lo que ha dicho. La atribución inexacta es posible en cualquier medio. Pero en Twitter, a causa de su carácter limitado, a veces es necesaria. La gente acorta y edita los tuits retuiteados para que quepan junto a los metadatos añadidos. Incluso cuando es por motivos legítimos, esto puede resultar confuso e injusto para el autor. Lo que es peor, los RTs en realidad se pueden falsear fácilmente, lo que se ha convertido en una forma de spam, en donde personas populares se muestran promoviendo cosas sobre las que nunca han tuiteado.

En este punto estoy con Evan sólo a medias. Estoy de acuerdo en que el actual retuit nos obliga muchas veces a recortarlo y a transformarlo y convertirlo en algo distinto a lo que era originalmente. Pero estoy en desacuerdo cuando habla de «falsear» ¿? Todos sabemos que los retuits se retocan. A veces, ahí está buena parte de la gracia.

3.- Redundancia. Si cinco personas a las que sigues retuitean lo mismo,vas a tener cinco copias, que puede ser útil pero termina siendo mucho ruido. Esto es más evidente incluso en las búsquedas. Los usuarios populares pueden ser retuiteados lo suficiente como para saturar el resultado de una búsqueda. Casualmente, mientras escribo esto me encuentro con lo siguiente:

Este punto también es controvertido, porque si todos los que retuitean lo mismo lo hacen en un lapso de tiempo bastante corto, sí que ocurre lo que dice Evan. Pero a veces se retuitea de forma espaciada en el tiempo y entonces es distinto. Yo no leo todo lo que se dice en mi timeline de Twitter. Sólo leo lo que se está diciendo en el momento en que entro en Twitter. A veces miro lo que se ha dicho unas horas antes. Eso es todo. Las cosas más interesantes se van retuiteando y no necesito ir a mirar muy atrás. ¿Qué pasa con la nueva funcionalidad? ¿Eso ya no funcionará así?

4.- Ruido. Seamos claros: algunas personas retuitean demasiado. Puede interesarte lo que digan personalmente, pero no necesitas estar al tanto de cada enlace y cada causa caritativa que da con su activo dedo. Hasta ahora lo único que puedes decidir es si el beneficio de sus palabras ocasionales merecen el coste de su retuitarrea.

La verdad es que me parece bien poder tener más opciones donde elegir. Dar la opción al usuario de poder activar o desactivar opciones parciales o completas, me parece un buen acierto.

5.- Sin trazabilidad. Los retuits tienen la potencialidad de revelar datos muy interesantes. Después de todo, si algo vale la pena de repetirlo a todos tus followers, es señal de que es más interesante que lo que no (dejando de lado a los que retuitean demasiado). Si algo retuiteado por un montón de gente, en relación a cuántos están siguiente al autor original, son datos valuosos que pueden ayudar a la gente a descubrir noticias interesantes más rápidamente. Desarrolladores de terceros han reconocido esto y han construído sitios para intentar dar trazabilidad a esta información. Pero esto es en el fondo difícil porque los datos no están estructurados.

Este último punto no es obvio pero es particularmente importante para conseguir el objetivo de Twitter de ayudarte a descubrir la información que es importante para ti lo más rápidamente posible. Parte de la belleza de Twitter es que puedes seguir a tus amigos, organizaciones, personajes públicos o extraños que encuentras interesantes. Pero no importa cuán cuidadosamente hayas pulido tu lista de following, ¿de los millones de tuits escritos hoy, estás viendo los absolutamente más relevantes para ti? ¿O estás recibiendo algunas cosas buenas, algunas cosas que no te importan y probablemente perdiendo un montón de otras tuitadas estupendas que ni siquiera sabes que existen?

Yo diría que ocurre esto último. El Twitter perfecto te mostraría sólo las cosas que te importan o que son relevantes para ti, en el momento adecuado, en tu contexto, divertidas, lo que sea que más te interese—incluso aunque no sigas a la persona que lo escribió. Y, por supuesto, te daría en último término, un control afinado sobre cómo hacerlo. Queremos daros más herramientas para ayudar a que los contenidos buenos lleguen a la cima.

Con la nueva funcionalidad nativa de Retuit se pretende solucionar todos estos problemas:

El diseño es sencillo: Hay un enlace retuit para cada tuit y, con dos clics, se enviará a tus followers. Esto se ocupa del problema con los recortados y liados porque nadie tiene la posibilidad de editar el tuit (lo comentamos más adelante). Los metadatos (sobre quien tuiteó y quien retuiteó) no se encuentran en el propio tuit, así que nunca habrá que editarlo por la longitud. Al estar construidos nativamente en el sistema, tienen trazabilidad. Y al tener trazabilidad, podemos ocuparnos del problema de la redundancia: sólo vas a recibir la primera copia de algo retuitado múltiples veces por las personas que sigues.

Será muy rápido y fácil retuitear, nunca tendrás que editar el texto, y tampoco tendrás que preocuparte de si tus followers ya han visto algo, así que esto debería animarte a retuitear más y más cosas útiles que encuentres.

El problema del ruido se atajará mediante una nueva funcionalidad que te permitirá activar y desactivar los retuits para cada usuario. Es decir, si sólo quieres ver los tuits que escribe una determinada persona, puedes silenciar sólo sus retuits pero continuar siguiéndole.

El problema de la atribución: para eliminar la confusión en la atribución, en vuestro timeline mostraremos el avatar y el nombre de usuario del autor original del tuit—con la persona que lo ha retuiteado (a quien sigues en realidad) en los metadatos que hay debajo.

El tema de la atribución no me parece tan fundamental. Hace ya tiempo que en la red datos y metadatos tienen tanta importancia los unos como los otros. Sí que me gustan las opciones que añaden legibilidad y opciones a elegir al usuario, pero no me convencen las opciones más rígidas.

Por otro lado, Evan comenta que más adelante mirarán de buscar una solución al tema de añadir información al momento de retuitear. Admite que es la funcionalidad más útil del «retuit orgánico». Argumenta, en todo caso, que los retuits orgánicos pueden continuar haciéndose en la web como hasta el momento. Pero a mí esto no me convence, porque yo nunca he hecho un retuit en la web, siempre los he hecho en los clientes, que lo ponen muy fácil. Espero que los clientes continúen dando la opción actual, pues sería una lástima perder esta funcionalidad.

En definitiva, creo que la opción nativa del retuit mejora mucho las funcionalidades de la web de Twitter, pero si lo comparamos con lo que ofrecen actualmente los clientes de desarrolladores, no está tan claro.

1 Tweet

4 Respuestas a “El nuevo Retuit no convence”

  1. Yoriento dice:

    No, el nuevo RT no convence. Y como digo en la versión en mi blog (que es la tuya con dos retoques, gracias¡) es lo que tiene ser fundador de Twitter, que quieres seguir refundando aún a costa de la usabilidad.

    Un abrazo para ti, alma y curro de los sharismos 😉

    • Carme dice:

      Gracias Alfonso. Creo que no han llevado nada bien el tempo. Ni tenían que haber esperado tanto tiempo, sino viendo que los usuarios lo estaban utilizando tenían que haber respondido antes. Ni ahora venir con cambios tan bruscos que saben de antemano que no vamos a adoptar de un día para otro. En fin, cosas que sólo se las puede permitir Twitter, a quien siempre le hemos permitido lo que a otros servicios no toleramos 😉

  2. […] artículo es un nuevo sharismo sincronizado, y ya van 25. Os invito a leerlo también en la versión publicada en el blog de Carme porque el trabajo ha sido casi todo suyo, como siempre. […]

  3. Hola Carmen:
    La verdad es que uno no se imagina que se pueda hacer un razonamiento tan extenso de una nueva función. Todo tu post parece un trabajo de investigación y me ha gustado mucho; sin embargo todavía en mi Twitter no veo el botón que mencionas. Sera en versión beta?

    Saludos,
    Alberto

Deja un comentario

Additional comments powered by BackType