Feed de
Artículos
Comentarios

Son el futuro en el presente, ejemplos de que una visión centrada en objetivos sociales y medioambientales, poniendo a las personas en el centro, no tiene por qué ser deficitario y puede incluso ser una buena y atractiva inversión. Algo que me parece de importancia mayúscula en un momento en que, inmersos en la gran problemática económica que nos supera, no debemos quitar protagonismo a otras problemáticas igual de graves, urgentes e importantes.

Tan importantes, que para el próximo ejercicio de sharismo sincronizado con Yoriento hemos decidido hablar del emprendizaje social y lo que se cuece al otro lado del charco, con ejemplos de éxito social y económico al mismo tiempo. Así que, como dice Alfonso en su artículo, toma nota.

Esta semana pasada, Business Week abrió las votaciones para la elección de los 5 Emprendedores Sociales más Prometedores de USA. A continuación vamos a ver quiénes son y qué hacen cada uno de los 25 finalistas, cuáles son las vías de apoyo internacionales para este tipo de iniciativas, la diferencia entre emprendedores y emprendedores sociales y cuál es nuestra opinión.

Estos son los 25 finalistas:

America’s Most Promising Social Entrepreneurs

americas-most-promising-social-entrepreneurs-businessweek

1.

  • Academic Earth (Richard Ludlow, 23 – New York City) Academic Earth, un sitio con vídeos de conferencias universitarias y otros contenidos educativos (lo reseñamos en el post anterior, sobre recursos para el auto-aprendizaje). La misión de Ludlow es expandir el acceso a formación de alta calidad de forma gratuita online y finalmente hacer la operación sostenible económicamente mediante publicidad y marketing de afiliados.

2.

  • Better World Books (Xavier Helgesen, 30,  Christopher «Kreece» Fuchs, 29 – Mishawaka, Ind.) Better World Books recoge y vende libros online para financiar iniciativas de alfabetización en todo el mundo. Con más de dos millones de títulos nuevos y usados en estoc, son una empresa auto-suficiente, que crea un valor social, económico y medioambiental para todos los stakeholders. La empresa hace dinero con la venta de libros que obtiene de forma gratuita a través de una red de individuos e instituciones.

3.

  • BigBelly Solar (Jim Poss, 36 – Needham, Mass.) BigBelly Solar está cambiando el concepto de la gestión de residuos sólidos con el primer sistema solar del mundo de compactación. Reduce la frecuencia de la recogida, disminuye los costes y asegura un medio ambiente más limpio y más verde.

4.

  • CleanFish (Tim O’Shea, 59, Dale Sims, 61 –  San Francisco, Calif.) La empresa conecta proveedores de pescado de pequeña escala con distribuidos para que llegue pescado sostenible a las cocinas de restaurantes y a los supermercados en un esfuerzo por construir un mercado para la acuicultura sostenible y pesca que no dañen el medio ambiente.

5.

  • CraftNetwork (Christopher Benz, 31 – New York, N.Y. y Bali, Indonesia) Conecta productores artesanos del mundo en desarrollo con mayoristas y clientes de las naciones ricas. Al emplear artesanos locales de comunidades marginadas bajo una marcada unificada, CraftNetwork les ayuda a conseguir los estándares de calidad y responder a las demandas del mercado, impulsando el empleo y las ventas.

6.

  • Cyber-Rain (Diana Schulz, CEO, 44, and Reza Pourzia, founder, 58 – Westlake Village, Calif.) El Sistema Cyber-Rain XCI de la empresa usa una conexión inalámbrica para comprobar el tiempo con Internet, y controlar los aspersores de riego en consecuencia. Es un win-win: Al evitar un gasto de agua también se proteje el medio ambiente ahorrando a los consumidores gastos de agua innecesarios.

7.

  • D.Light Design (Sam Goldman, 29,  Ned Tozun, 29 – San Francisco, New Delhi, y Shenzhen, China) 1 de 4 personas no tiene electricidad y vive en la oscuridad. Otros millones más sufre cortes diarios. Creemos que todo el mundo se merece una iluminación moderna. D.light proporciona soluciones innovadoras para clientes que viven en un mundo limitado energéticamente.

8.

  • Fair Trade Sports (Scott James, 37 – Bainbridge Island, Wash.) La empresa empezó como un fabricante de pelotas de baloncesto de comercio justo para el mercado norteamericano. Las pelotas se fabrican en Pakistan con mano de obra de cientos de personas que se les paga salarios justos y pertenecen a sindicatos adultos. La goma que se usa en las pelotas proviene de fabricantes cuyos trabajadores también reciben salarios justos en India y Sri Lanka.

9.

  • Green Coast Enterprises (Will Bradshaw, 32, and Reuben Teague, 33 – New Orleans, La.) Una empresa que fabrica edificios más resistentes y flexibles en New Orleans con dos misiones: probar su concepto de edificios resistentes a los temporales, y desarrollar prácticas que se pueden adaptar para realizar estructuras resistentes en zonas similares alrededor del mundo.

10.

  • Ground Report (Rachel Sterne, 25 – New York, N.Y.) Un sitio Web que permite a cualquiera publicar noticias y artículos de opinión, así como vídeo-reportajes. Los ingresos por publicidad y las cuotas de asociados cubren los costes operativos y pagan a sus  4,000 contribuidores globales (sus retribuciones se basan en el tráfico de la noticia; pueden ganar desde unos pocos céntimos hasta los $250 por noticia).

11.

  • Heatspring Learning Institute (Brian Hayden, 30, Duncan Miller, 29 – Cambridge, Mass.) Preocupados por el calentamiento global y la dependencia de USA en el petróleo extranjero, Brian Hayden and Duncan Miller fundaron tras su graduación el Heatspring Learning Institute en 2007 para enseñar a los contratistas en general, ingenieros, arquitectos y otros profesionales de la construcción en USA, cómo instalar los sistemas de refrigeración geotermales.

12.

  • Ice Stone (Miranda Magagnini, 48, Peter Strugatz, 53 – Brooklyn, N.Y.) El objetivo de Strugatz y Magagnini es crear materiales de superficies reciclados para hogares y comercios mediante la eliminación de residuos y desechos del flujo de producción y hacerlo de forma no contaminante y eficiente en el uso energético. Ice Stone está alcanzando sus objetivos. La empresa usa energía eólica y recicla el 85% del agua usada en su producción, ahorrando cerca de 20 millones de metros cúbicos al año.

13.

  • Impact Makers (Michael Pirron, 38 – Richmond, Va.) Una nueva forma de negocios para un mundo de negocios con consciencia social. Impact Makers es una venture social que no cotiza dirigida por ejecutivos consultores con experiencia, dedicados y preparados para hacer las cosas de forma diferente. Impact Makers compite cara a cara por contratos con el mundo altamente competitivo de los servicios de consultoría y se gana su justa parte gracias a su superior rendimiento y competencia. Pero hay una gran diferencia: Los beneficios de Impact Makers en su parte corporativa, van directamente a su comunidad de asociados sin ánimo de lucro. Aunque la idea no es novedosa, los ejemplos que se han llevado a cabo en la realidad son realmente escasos.

14.

  • Innova Materials (Alex Mittal, 24 – Philadelphia, Pa.) «Uno de los mayores problemas del mundo en desarrollo no es sólo el acceso al agua, sino la calidad del agua,» comenta Mittal. Junto con un grupo de compañeros estudiantes de ingeniería enfocaron la tesis de su proyecto a desarrollar una tubería de agua low-cost que mata las bacterias de borne de agua mediante equipos comerciales. La empresa de 6 empleados (3 de ellos a tiempo completo) crea productos antimicrobianos para fabricantes de automóviles de lujo, el gobierno USA y empresas de alta tecnología. El cinco por ciento de los ingresos que genera Ion Armour se usa para continuar desarrollando la tecnología de purificación del agua.

15.

  • Interrupcion Fair Trade (Rafael Goldberg, 28 – Brooklyn, N.Y.) Interrupcion trabaja con unas 250 granjas familiares y 2,400 trabajadores rurales para asegurarse de que consiguen sueldos de los que pueden vivir y acceso a la sanidad y la educación. Para conseguirlo, la empresa carga lo que ha llamado un social premium en cada artículo que vende—productos que incluyen cerezas de la Patagonia, aceite de oliva orgánico, y miel de mil flores. La empresa de 3 empleados obtuvo alrededor de $2 millones de ingresos en 2008, y Goldberg dice que consiguió $140,000 para seguros de salud, educación y otras iniciativas para la calidad de vida de los granjeros y su red. Una parte de este dinero también contribuyó a una fundación para emergencias de la salud.

16.

  • Lumni (Felipe Vergara, 40 – San Francisco, Calif.) Un nuevo sistema de inversión que usa capital privado para financiar carreras universitarias. Lumni crea los fondos con dinero de grupos como el Intra-American Development Bank, fundaciones, universidades y donantes ricos para ayudar a estudiantes en Mexico, Colombia, Chile, y los USA para pagar sus estudios. Lumni consigue ingresos de cuotas basadas en la creación y gestión de estos fondos. Tras la graduación, los estudiantes pagan un porcentaje fijo de sus ingresos (nunca superior al 15%) para devolver el dinero a la organización durante un determinado periodo de tiempo.

17.

  • Microfinance International Group (Atsumasa Tochisako, 55 – Washington, D.C.) Tochisako empezó Microfinance International como un modo para que pudiesen entrar los inmigrantes pobres Latino Americanos, que envían unos $300 mil millones a sus hogares nativos anualmente, en el sistema financiero mundial. Las MFI (Instituciones de Micro Finanzas) ofrecen al mercado los servicios de envío, liquidación de cheques, microcréditos y otros servicios para personas en USA, ayudándoles a conseguir conocimiento financiero y una situación crediticia de las deudas.

18.

  • Peaceworks Holdings (Daniel Lubetzky, 40 – New York, N.Y.) ¿Pueden los negocios de joint ventures terminar con la violencia y el fundamentalismo en Oriente Medio y otros puntos conflictivos del mundo? Daniel Lubetzky, graduado de la Stanford Law School, está demostrando que pueden. Trabaja con la idea de su modelo de negocio  no-sólo-por-lucro a partir de una beca en Israel en 1993. Un año más tarde, lanzó una joint venture entre israelíes y palestinos, una línea de tapenades (condimento típico provenzal a base de oliva y alcaparra) y condimentos para untar todo natural bajo las etiquetas de Moshe & Ali’s y Meditalia, sobre los que ya escribió BW el año pasado. Más recientemente, PeaceWorks presentó Bali Spice, una línea de salsas de Asia producidas por mujeres en cooperativas compuestas por musulmanas, cristianas y budistas en Indonesia y Sri Lanka. «Intento crear negocios y modelos sociales que funcionan intrínsecamente bien conjuntamente donde el propio negocio hace que avance la causa social y vice versa,» dice Lubetzky.

19.

  • PharmaJet (Kathy Callender, 67 – Golden, Colo.) Tras 12 años de negocio, PharmaJet quizá pueda finalmente vender su producto: un simple aparato de inyección sin aguja con una jeringa desechable diseñada para usarla en los países del tercer mundo que puede ayudar a evitar la herida y el contagio de enfermedades.

20.

  • PhilanTech (Dahna Goldstein, 35 – Washington, D.C.) El 13% de cada céntimo subvencionado se gasta en la administración de subvenciones. Esto significa 13 céntimos de cada dólar entregado a las organizaciones sin ánimo de lucro – más de $5 mil millones al año – no se emplean en la entrega del servicio. El impacto total es un montón de oportunidades perdidas. PhilanTrack es un sistema online de gestión de subvenciones diseñado para atacar esta ineficiencia y ayudar a las organizaciones del sector social a obtener el máximo impacto social.

21.

  • Restore Products (Laurie Brown, 55 – Minneapolis, Minn.) Encontramos dos conceptos en la tienda. El primero: una marca de productos de limpieza natural Restore. El segundo es la estación Restore Refilling: un patentado quiosco que permite a los consumidores devolver botellas de productos vacías y rellenarlas. Una máquina lee un código de barras, mezcla el producto, rellena la botella e imprime un cupón de descuento. El sistema de quiosco ayuda a reducir costes de fabricantes, comerciantes y consumidores al mismo tiempo que a mantener el plástico fuera de los vertederos y a reducir el consumo de agua.

22.

  • Revolution Foods (Kirsten Tobey, 31, Kristin Richmond, 33 – Oakland, Calif.) Revolution Foods empezó con un equipo fundador que creía que los estudiantes deberían tener acceso a comida fresca y sana diariamente. Los co-fundadores, Kristin Richmond y Kirsten Tobey, se encontraron en la Escuela de Negocios Haas School en la UC Berkeley  y compartieron la visión de crear una venture social que haría de esta idea una realidad diaria en las escuelas de todo el país. No hizo daño que a ambos les gustase también la buena comida!

23.

  • Social Venture Technology Group (Brett Galimidi, 35, Sara Olsen, 37 – San Francisco, Calif.) La empresa consultora estratégica aconseja a organizaciones con ánimo de lucro o sin ánimo de lucro por igual sobre modos de conseguir sus objetivos medio ambientales y sociales. Para llevarlo a cabo, se apoya en parte en un software creado internamente que mide cuan efectivos son los proyectos de una organización. El software incluye cosas como una calculadora del retorno social de una inversión, que ayuda a las empresas a medir el impacto real de los proyectos que quieren realizar. SVT también realiza servicios de consultoría.

24.

  • Stonyfield Farm (Gary Hirshberg, 54 – Londonderry, N.H.) Hace 26 años, Hirshberg, entonces un activista medio ambiental y aspirante a emprendedor, se empeñó en demostrar que los negocios pueden ser rentables y sostenibles al mismo tiempo. La empresa de lácteos quiere llegar al siguiente nivel, dice Hirshberg, creando envases sostenibles, tales como tazas comestibles, usando al 100% energías renovables en sus instalaciones, e invirtiendo en programas nutricionales que reducen la huella de carbono de las vacas y producen leche más nutritiva.  «I have spent the last two decades trying to prove that our business was commercially viable and competitive, and at the same time committed to the environment and sustainability,» says Hirshberg. «Now, the most satisfying thing is the fact that I can reach people I never would have reached as a nonprofit incarnation.»

25.

  • TOMS Shoes (Blake Mycoskie, 32 – Venice, Calif.)  Mycoskie, un emprendedor experimentado,  viajó a Argentina en enero de 2006. Allí, afectado por los problemas de salud y pobreza del país, descubrió que numerosos niños no tenían calzado apropiado. Al cabo de poco se le ocurrió la dea de crear un calzado para el mercado USA basado en la tradicional alpargata argentina, una chancla de material ligero y colores y motivos vibrantes. Cinco meses más tarde lanzó TOMS con $300,000 de su propio dinero. Vendió 10,000 pares en el primer año de negocio. Por cada par de TOMS vendidos, la empresa dona un par a un niño que lo necesite. Desde su lanzamiento, Mycoskie ha donado más de 140,000 zapatos a niños que los necesitan en todo el mundo mediante una serie de giras de «Shoe Drop». La empresa emplea 45 personas y se estima que ha ganado unos $4.6 millones desde su lanzamiento.

Podemos votar el que más nos gusta aquí; hay tiempo hasta el 26 de abril .

Vías de apoyo a estas iniciativas

En el artículo-reportaje de Business Week se menciona las entidades que más han contribuido a que el movimiento del emprendizaje social esté adquiriendo protagonismo, interesando tanto al sector público como al privado: Ashoka Foundation y Skoll Foundation, como apoyo en múltiples áreas.

En cuanto a organizaciones que financian este tipo de iniciativas, Business Week ha elaborado un listado que incluye: Acumen Fund, Commons Capital, Community Development Venture Capital Alliance, Investors’ Circle, Good Capital, Social Investment Forum, SJF Ventures, TBL Capital.

Emprendizaje Social vs. Emprendizaje

Aunque no se cite directamente en el reportaje, Schwab Foundation es otra entidad dedicada a apoyar el emprendizaje social mediante plataformas locales, nacionales y globales para iniciativas emprendedoras que planteen soluciones a problemas sociales y ecológicos de forma innovadora, sostenible y efectiva. Pamela Hartigan, co-autora del libro The Power of Unreasonable People, fue directora ejecutiva de la fundación.

Hoy en día hablamos de emprendizaje social y hablamos de emprendizaje. Parece que estamos distinguiendo entre aquello con lo que obramos bien y aquello con lo que hacemos dinero. En realidad creo que antes del 2017 dejaremos de tener el término emprendizaje social y emprendizaje porque de hecho lo que habrá pasado es que todo emprendedor habrá tenido que convertirse en emprendedor social y la distinción se habrá borrado. Creo que ya no es defendible pensar que sólo puedes hacer dinero y no involucrarte realmente con temas de sostenibilidad en torno a la equidad social, en torno a la preservación de medio ambiente. En realidad creo verdaderamente que las personas se harán conscientes de ello al verlo en toda una generación de cambio con gente joven que salen de las escuelas de negocio que ya no quieren sólo hacer mucho dinero sino que quieren dejar un legado y eso no tiene que ver con tomar mucha cantidad de dinero sino que se trata de hacer algo bien. Así que veo muy claramente que pronto todos los emprendedores serán emprendedores sociales.

Es probable que un término como emprendedor social tan amplio y difícil de diferenciar de simplemente emprendedor, termine por caer en desuso. De hecho, el reportaje de Business Week, termina así:

One can’t advance a social mission if the business model doesn’t sell. You can’t just sell a social mission. You still have to come up with the best product with the best prices.

Uno no puede avanzar en una misión social si el modelo de negocio no vende. No puedes verder solamente una misión social. Además tienes que traer el mejor producto con los mejores precios.

¿Qué iniciativa te gusta? ¿Qué falta?

Me gustan prácticamente todas las propuestas. Todas las que tienen que ver con el medio ambiente y con la integridad y la ética de todo el proceso me parecen imprescindibles. Pero algunas ideas me han sorprendido especialmente: El modelo de TOMS Shoes es genial: convierte el producto en vía de intercambio de doble dirección y se trata de algo concreto, visible, con un mensaje directo e inequívoco. Por otro lado, Ground Report es un modelo distinto y atractivo en cuanto a que aparece el prosumer y el reparto de beneficios en todas direcciones.

Sobra decir que en el listado de Business Week echo en falta una iniciativa en el sector turístico, al estilo de lo que proponía estos días Rafael Martínez: Un modelo distinto de organización de eventos.

1 Tweet 18 Other Comments

4 Respuestas a “25 Casos de Emprendedores Sociales”

  1. […] Pla que es la única artífice de la elección y traducción de este excelente post que también tiene una versión en su blog. Directamente os dejo con America´s most promising social entrepeneurs, el artículo de Business […]

  2. Yoriento dice:

    A mi me ha gustado mucho el de gestión de subvenciones. Llevar la eficiencia al mundo público y al no lucrativo es un enorme campo por desarrollar 🙂

    Carme, gracias por la elección y traducción de este inspirador post 🙂

    • Carme dice:

      Sí que pinta prometedor, este PhilanTech. Y según leemos en la web, parece que tienen versiones para cada tipo de organización, pública o privada. Sería muy interesante poder probarlo y hacer algún tipo de análisis o crítica.
      Gracias de nuevo, Alfonso 🙂
      Saludos afectuosos

  3. Guernica dice:

    Hola Carme,
    Fa dues setmanes vaig fer una parada en la turbulenta agenda que duc darrerament i vaig tenir el gran plaer d’escoltar el Cristobal Colón i, en especial, a la Pamela Hartigan. La seva exposició plena d’optimisme i alhora de forta crítica al sistema econòmic malalt en el què ens trobem, va explicar algunes de les històries emprenedores que surten al seu llibre The Power of Unreasonable People (editat en castellà sota l’impactant títol de: «El poder de la locura. Empresas rentables que cambian el mundo»). En dues setmanes de lectura «iraonable» m’ha semblat un apostulat decidit, rigurós i extremadament encoratjador sobre el poder de canvi de les persones que desenvolupen la innovació social.
    Moltes gràcies doncs, per compartir aquesta nova bomba d’oxigen; felicitats per aquest excel·lent post! Guernica

Deja un comentario

Additional comments powered by BackType